Seguidores

sábado, 31 de diciembre de 2011

LA PAZ

 Cuando tanto a nuestro alrededor es caos y oscuridad, sólo en el horizonte podemos ver luz y paz.


 LAS DOCE CAMPANADAS


Las horas van pasando lentamente
por todos los rincones de la Tierra.
No hemos erradicado aún la guerra
y llega un nuevo año ¡Sorprendente!


La rutina se vuelve negligente.
No quiero más festejos en mi mesa
hasta que no lleven en andas la calesa
de la Paz, hasta hoy indiferente.


Le ofrecen doce uvas al soldado
para que sueñe múltiple y dócilmente
su regreso, aunque sea abochornado.


Cerca estamos de ti con nuestra mente,
en otra realidad pero a tu lado,
pidiendo que la Paz se haga presente.



8 comentarios:

  1. Nos alborotamos con tanta fiesta y olvidamos la esencia, lo primordial para un deseo... Paz, paz y calma para todos.

    Un abrazo y feliz año...

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo feliz 2012, éxitos y que todo te salga excelente, te invito a ver un texto mío titulado "Histeria del 2012", está publicado en el Blog de Boris Estebitan

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tus palabras, Carmen, cuánta falta nos hace la PAZ, esta señora que sólo quiere abrazarnos...
    Tus palabras son muy cálidas y muy sabias.
    Hiciste un hermoso poema, con mucho sentido no sólo para hoy.

    Genial la fotografía usada y la frase en su parte inferior.

    Abrazos, Carmen y muchas felicidades para tí.

    ResponderEliminar
  4. Un soneto perfecto.
    Otras doce campanadas y la misma poca paz de siempre...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Carmen, son doce las campanadas que anuncian con este hermoso soneto a la paz, esa paloma al viento con cortas alas.
    Que esas doce uvas, podamos algún día todos tomarlas en paz.
    Gracias por visitarme. Le envío mi abrazo cordial.

    Juan.

    ResponderEliminar
  6. Con qué acuñar
    el arsenal de gritos sumergido en mi voz.
    Con qué amarrar esta turbulencia traicionera.
    El día avanza,
    nada me incorpora.

    ResponderEliminar
  7. Hola Camercita, hermoso soneto de paz, aquella paz tan primordial para iniciar un nuevo año con pie derecho y erradicar de nuestra era, tanta violencia y desigualdad.

    Ojalá sea escuchado en todas partes del mundo.

    Abrazos alados!

    ResponderEliminar
  8. Un buen soneto para un buen contenido
    ¿quién da más?
    Un abrazo, María

    ResponderEliminar